Make your own free website on Tripod.com

 

narradores : .


Healing Storytelling

Otras Editoriales:

La Unión hace la fuerza

El futuro del Libro

La mujer que enseñaba a leer

 

El 26 de Agosto la narradora Isabel Fraire dio una charla sobre “Healing Storytelling”, aportando su experiencia vivida en Suecia, Norteamérica e Inglaterra.
Esta disciplina nace en Norteamérica. “Health” significa salud.
Es un camino de desarrollo personal para ser más uno mismo.
Como todos sabemos la narración, por sí misma no puede sanar a nadie, pero tiene las virtudes y propiedades suficientes para hacer sentir mejor a quienes nos escuchan.

Guía para emprender este trabajo

1. Definir constantemente el rol.
2. Fijar objetivos con los grupos.
3. Crear un espacio seguro.
4. Explicar la función al personal del lugar.
5. Valorar el material seleccionado.
6. No imponer interpretaciones
7. No trabajar en condiciones en que la propia condición emocional o psíquica esté involucrada.
8. Preguntar y re-preguntar.
9. Llevar una libreta de notas.
10. Autovaloración sobre las historias que más efecto hacen sobre mí.
11. Buscar un tutor.

Arquetipos empáticos: dentro de un grupo donde se va a contar, el narrador se encontrará con todos o algunos de estos arquetipos empáticos.

1. El que pregunta para conocer.
2. El que busca la verdad.
3. El que puede cambiar de perspectivas.
4. El que respeta la diversidad
5. Los buenos escuchas.
6. Los que ven que sus acciones se entrelazan.
7. Los que se indignan ante las injusticias.
8. Los que celebran la vida.

Isabel nos contó “EL NARRADOR DE CUENTOS”:

Un hombre iba de pueblo en pueblo llevando su valija con piedras y narrando historias. Antes de contar una historia, tomaba una piedra y la acercaba al corazón y luego narraba una maravillosa historia. Un día llega a un restaurante a hacer su trabajo. Había una chica juntando los restos de comida para llevárselos a su hermana que estaba postrada en la cama, en su casa. Un ladrón observaba al narrador cómo iba tomando las piedras y llevándoselas al corazón y creyó que esas piedras tenían mucho valor. En un descuido del hombre, le robó la valija. Cuando fue a abrirla, se encontró con piedras vulgares, todas iguales, sin ningún valor. Mientras tanto, el narrador le contó una hermosa historia a la chica. Ella le pidió que la acompañara a su casa, para repetírsela a su hermana... El le dijo que no; simplemente le dio una piedra y le dijo que la apretara contra su corazón y entonces recordaría la historia y podría contársela a ella. A la mañana siguiente dicen que amanecieron las dos chicas abrazadas y que ella tenía en su mano una piedra de oro...

Luego divididos en grupos de a tres, nos dio frases del Congreso de Healing Storytelling al que asistió, y debíamos ver qué imágenes surgían a partir de ellas. Hicimos la puesta en común.

Luego de a pares, enfrentadas, una decía:

-Estoy acá para verte
Y la otra respondía-Yo te veo
Lo mismo, al revés.
Lo repetimos muchas veces.

Después formamos grupos de a tres:
A cuenta una historia, un desafío
B la re-cuenta, sin agregar nada
C re-arma la historia, agregando personajes ficticios.
Hicimos la puesta en común.
Se creó un clima de mucha emoción al escuchar las historias de nuestros colegas, relatadas por otros narradores.

Nos quedamos con ganas de trabajar el tema mucho más.
Le agradecemos a la Sra. Isabel Fraire por la generosidad con que compartió sus experiencias, y el permitirnos editar el material en el sitio de Arte Narrado.
.

Débora Pert, Arte Narrado
05 de Septiembre de 2005

 

ARRIBA